A todos los que han luchado

Por Ilargi Zweig

Son polvo del recuerdo

incinerado una y mil veces

que se posa sobre el rostro

de quienes callan el presente.

 

Y los fantasmas habitan las calles

y toman los edificios donde alguna vez,

alguna vez transitaron las esperanzas

de niños nobles e ingenuos

de madres locas y padres desquiciados

por derrumbar todo a su paso.

 

Un pájaro canta sobre los árboles

y las llamas esparcen su mensaje

son todos los muertos

que no han sido enterrados

que nunca enterraremos,

que están aquí al lado

e iluminan todas las noches.

 

Hoy el fuego es secuestrado

torturado y un poco olvidado

pero mañana arderá impetuosamente

y lo llevaremos en las manos

en los ojos, en las bocas,

en las palabras

en la ternura.

 

Así se destruye el mundo,

y así se reconstruye:

¡con personas llenas de fuego…!

Fuego-Héctor Mateo

Fuego-Héctor Mateo