A Édgar

Por Daniela Cimarrón

 

Pronuncio una palabra y alguien muere,

del otro lado alguien escribe y hace estallar el sol,

la luna baja hacia el mar y ahuyenta al pasado,

los peces pueden estar tranquilos con el silencio

y los árboles nadar hacia ninguna parte.

 

Los gorriones lloran desde la tierra,

y las hojas prenden fogatas para resistir la melancolía,

las fogatas calcinan besos y fotografías felices,

y las fotografías se vuelven arenizca.

Fragmentos cincelados:

¡De eso está hecho el universo!

 

El mar pincela mujeres tiernas

dibuja siluetas proyectadas hasta las estrellas

y su reflejo vuelve en forma de huracanes.

 

Vuelve el silencio y la luna tritura el pasado.

Ilustración: Héctor Mateo García

Ilustración: Héctor Mateo García