Por Marianne Ghali

                                                  México, D.F., 25 de junio, 2015.

La noche del viernes había transcurrido con algunas molestias, de hecho, la madrugada había sido incómoda pero no al grado de robarle completamente el sueño. Se había levantado un par de veces logrando percibir tus movimientos y en otras había percibido tu calma.

Cuántos momentos de imaginar tu carita, tu mirada, tus pequeñas manos y deditos, cuánto había deseado escuchar tu respirar y sentir el sonido de tu pequeño corazón. Su ser completo, no deseaba otra cosa que abrazarte pronto y tenerte ahí, justo junto a ella. Imaginaba el momento en que estuvieras en tu pequeña cuna, en que te quedaras pacíficamente dormido y ella pudiera observarte eternamente, como queriendo saber todo lo que pasaría en tu vida antes de verte así, justo como eres hoy que cumples ya 32 años.

¡Los días y los meses previos había llovido tanto! y eso que los servicios meteorológicos del país y del mundo, habían informado que en los últimos 53 años, la temporada de huracanes había sido la menos agresiva…

Imagínate…. sólo desde el mes de tu nacimiento y hasta noviembre de ese año, se lograron formar tres huracanes: Alicia, Barry, Chantal y la tormenta tropical Dean. El año de1983 había sido el de “El niño” y ni los noticiarios, ni la meteorología se referían con ello a la víspera de tu nacimiento. Lo que sigue siendo un enigma es saber si la serie de cambios climáticos, cuyas lluvias, inundaciones, vientos y sequías habían destruido parte del altiplano andino en Sudamérica, eran o no, un presagio de tu llegada.

Los vientos fuertes y fríos estuvieron presentes durante al menos seis de los nueve meses que mamá dedicó a formarte, como queriendo anunciar que serían esas condiciones, las que en tu vida elegirías para permanecer siempre y cuando tuvieras la opción. Las evidencias van hoy desde el aire frío que prefieres siempre que viajas en coche, hasta tu valor de andar en mangas de camisa sin importar cuán baja sea la temperatura. Para ti es sencillo y lo mismo te da que sean cinco grados que veintinueve, como hiciste en tu último viaje de invierno a los Estados Unidos.

Es curioso, pero la Organización de las Naciones Unidas designó 1983, “Año Mundial de las Comunicaciones”. Quienes te conocemos un poco, no sabemos si tomar esta coincidencia como un aviso o señal de que en el futuro harías todo para estar siempre conectado, por mantenerte presente en la distancia entre tus amigos, o por tu apego a compartir con ellos, a través de videos y fotografías, sus momentos más placenteros.

¡Vaya que es comunicación! y tal vez eso explica que, habiendo nacido en ese año, no podías carecer de esos hábitos preventivos tan tuyos, los que nunca te dejarán incomunicado, y que van desde el cargador súper potente que está siempre en tu auto, hasta los diversos equipos de telefonía que manejas perfecto para mantenerte en contacto. Es también de celebrar que tu apego a las antiguas agendas sea parte de tu don comunicador, ese que te permite dejar números por ahí…. perdidos…. y un día, sin mayor aviso, retomarlos y restablecer contacto con quien tú sabes te recuerda siempre con particular agrado.

Volviendo a los meses previos a tu llegada…has de saber que mamá cultivaba día con día una curiosidad enorme por conocer los rasgos de tu personalidad. Los astros y el Tzolkin Maya decían que, habiendo nacido hoy, habrías de ser definitivamente amistoso y grato; que tu yo sociable predominaría pese a los rasgos de mando y dominación que te caracterizan por la influencia planetaria de aquel feliz día de tu llegada. La ciencia de la numerología y los cielos sabían desde antes, que habías de nacer constante, creativo, dinámico, objetivo, sagaz y enfocado siempre a tus objetivos.

Entonces, al estudiarlos, uno comprende de dónde viene esa envidiable disciplina tuya que te hace tan admirable a mis ojos, y por mucho más que el esfuerzo que implica, o por los resultados que tanto agradan a la vista. Admirable resulta el dominio de la voluntad propia y la determinación que hay detrás de un hábito. Apuesto que ignoras cuántos desearíamos poder replicarlo enteramente en nuestras propias vidas, para el deporte y mucho más y…. no sé si has dimensionado la enorme bendición que recibiste con tal fuerza de regalo para consolidar tus metas, aquel sábado de tu llegada.

Además, algunos creen que la voluntad que te fue otorgada, se debe a que naciste en el mes de los deportistas … y mira si es coincidencia que hayan llegado contigo en el mismo mes y año toda una serie futbolistas destacados. Se dice que también tú venías en ese paquete y que, por alguna razón, decidiste seguir la guía que marcara papá y dedicarte a otras disciplinas. A cultivar tus otros talentos, permanecer cerca de casa como un buen canceriano, y reservar tu brillantez para la cancha en los partidos de liga, nocturnos y dominicales que… ¡bien podrían jugarse también a las 3 de la mañana! … J

Justo lo contrario, decidieron hacer el Danés Wichael Krohn, nacido el 6 de junio y el chileno José Rojas del segundo día de ese mes. Los incrédulos discuten que no todos los futbolistas brillantes nacieron en el mismo año, pero reservan sus argumentos ante la coincidencia del mes, pues en 1987, el 24 de junio, Lionel Messi llegaría a la tierra, seguido de Miguel Layún en 1988 y años antes en 1981, el día 26 nacía Paolo Cannavaro, también futbolista de la selección italiana.

He de contarte, que naciste en una etapa de importantes cambios para el mundo, que unos días antes de tu nacimiento, el día 9 de junio, Margaret Thatcher, del Partido Conservador en el Reino Unido, ganó con arrasadora mayoría las elecciones que la convertirían en primera ministra, por segunda ocasión, después de haber ganado la guerra por las Islas Malvinas en territorio sudamericano argentino.

Paralelamente, en Argentina sus ciudadanos trabajaban fuerte para tener las primeras elecciones democráticas luego de siete años de dictadura militar y cabe mencionar que lo lograron y que éstas tuvieron lugar el 30 de octubre, 4 meses después de tu nacimiento.

Para el día 18 de junio, la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) integraba como tripulante de su transbordador Challenger a la primera mujer americana en formar parte de una misión espacial.

Parecía como si con tu llegada, el mundo se estuviese dando valor de hacer cosas que anteriormente no se hacían…los chilenos se manifestaron como nunca contra la dictadura militar de Augusto Pinochet y mira si fue difícil que lograron derrocarla hasta 1988, cuando tú ya tenías 5 años. Por si fuera poco, al tiempo de tu gestación se gestaba también en México todo un movimiento que marcaría historia: el comandante Marcos había iniciado la formación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, cuya existencia hizo pública el 17 de noviembre de 1983, sólo cinco meses después de tu llegada. Mira cuantos años tuvieron que pasar para que en 1994, se manifestaran en grande por la firma del TLC con Estados Unidos y Canadá.

Pero… basta ya de asuntos serios ¡!..El mundo también era divertido como lo eres tú… en los círculos de productores y escritores del cine, se trabajaba en la creación de grandes éxitos que hoy son clásicos… La Guerra de las Galaxias, el retorno del Jedi fue un súper HIT en el año de tu nacimiento. En esos meses también se estrenó Superman III, no olvides ver la I… apuesto a que cualquier coincidencia con la realidad es obra del azar.

Steven Spielberg había logrado posicionar E.T. desde 1982, la cual aún se encontraba entre las más comentada por los cinéfilos. Mientras mamá te esperaba se estaban produciendo en el cine Back To the Future, que salió a pantallas en 1985; Gremlins, estrenada en 1984, e Indiana Jones, también célebre en ese año. Rocky IV fue llevada a la pantalla en 1985, al igual que Rambo II y los simpáticos Ghost Busters, en 1984.

En realidad fue una época de grandes producciones cinematográficas y eso, sin contar con las canciones de Daniela Romo, Menudo y Yuri, que alegraban las voces de mexicanas y mexicanos por aquellos tiempos.

Todos estos hechos, películas y canciones, rodearon el mundo de mamá previo a tu llegada… por cierto, desde que se enteró que vendrías al mundo, ni ella ni papá pudieron evitar pensar en los nombres que podrían regalarte, varias sesiones ocurrieron antes de la elección final en la que los ganadores fueron los que hoy te distinguen y coinciden curiosamente con tu personalidad.

Los estudiosos reportan que Juan es de origen hebreo y bíblico y que “pleno de gracia” es el significado que guardan sus letras. Por su parte, Carlos es de origen alemán y coincide perfecto con lo que veo cada que te miro y te recuerdo: “fuerte y varonil”.

En la literatura de los nombres se describe a Juan Carlos como un ser sociable, creativo, de voluntad de hierro, quien es abierto y cariñoso, pero a quien le gusta dominar las situaciones, además de contar con una gran facilidad para hacer amistades. ¡Dime si no es coincidencia que todo esto se parezca tanto a ti!…

A lo largo de la historia, el emperador Carlo Magno, el rey Carlos V, el economista Carlos Marx, el compositor y cantante Carlos Gardel, el gran precursor del cine y la actuación, Charles Chaplin y el famoso músico Charlie García, llevaron tu nombre con singular éxito por el mundo. Dicen que la fortaleza que cada uno de ellos ha impreso en sus herencias a la humanidad, se ha atribuido a su gran apego a la protección que seres y espíritus divinos les han concedido. Todos ellos han sido hombres de una inquebrantable fe, cada uno en sus creencias, pero todos ellos apegados al cobijo de poderes superiores, de almas de luz, de fuerzas no visibles pero siempre protectoras.

Encontrar coincidencias no es lo mío, voy por el mundo con poca conciencia de ellas. No pude, sin embargo, omitir reflexionar en todas las que aparecen entre la fe de esos grandes hombres y la que te caracteriza a ti. Entiendo ahora que, siendo un hombre grande, fuerte y determinado, no puedas privarte de llevar al cuello una parte de quien alimenta tu fortaleza y a quien con toda tu fe encomiendas tu protección. Entiendo también que tu mano derecha se acompañe además con tantas pulseras de colores, en la que cada una tiene un propósito distinto al de adornar la fuerza de tu anatomía. Ahora también entiendo la seguridad que todo esto le brinda a tu alma y pensamiento, porque como los grandes, necesitas y te confías a guardianes grandes.

Ha sido tan grato encontrar el espacio para coincidir contigo, siendo de tiempos distintos, de géneros opuestos y destinados a, tal vez, no cruzarse nunca por el camino del otro. Qué sorpresa que siendo cáncer y capricornio, hayamos logrado controlar tú, tus pinzas y yo, mis cuernos para evitar molestar al otro, sin aventarnos lejos para seguir haciendo nuestra voluntad a nuestro entero capricho y elección capricorniana y caceriana. Será, como dice la canción, que hay coincidencias tan extrañas en la vida y que, habiendo tantos mundos, tanto tiempo, tanto espacio, nos tocaba coincidir. FELIZ CUMPLEAÑOS 2015.

AB