Mónica Scheinsohn.

I

Postal monocromática

Tu color es verdeazul

pero te veo roja

a través de los millones de ojos con los que el universo se mira a sí mismo,

cada uno distinto y único, buscando con los infinitos tentáculos de la diversidad [1]

dragada

en las cenizas de la polución que ilumina esquirlas de tecnología

empetrolada y tóxica sobre soportes de piel y pellejo,

en los dolientes aullidos de lobos disciplinados por saqueadores seriales,

en las garras del tigre azul eterno que se apresta a saltar[2] 

sobre las ruinas del planeta,

en un túnel de fuga

hacia el mañana inmarcesible.

tres imagenes del terricidio 1 - ilustrador Héctor Mateo

Tres imagenes del terricidio – ilustrador Héctor Mateo

II

Desazón criónica

La semilla de la devastación

no es virtual

hiberna

en un perímetro cerrado

a cualquier manifestación

de inocencia o esperanza.

 

III

Locus utópico

Muchas historias y muchas montañas ha caminado la rebeldía contra la injusticia     

para llegar a la tierra prometida

siempre hay que cruzar algún desierto, descifrar la repudiada caligrafía

sin género, sin génesis ni fin del Libro de arena

ansiando reencontrar el sistema humanitario de irrigación

que difumine en un instante

la bruma que nubla el Manifiesto

para todos la luz, para todos todo.[3]

 

 

[1] Declaración de Veracruz. II Encuentro de escritores por la tierra, Jalapa, México 2009

[2] Roa Bastos, Augusto. La Destrucción.

[3] Manifiesto Zapatista dirigido al pueblo de México y a los pueblos y gobiernos del mundo., publicado el 10 de enero de 1996.